La Tradición del Doblaje Mexicano

La Tradición del Doblaje Mexicano

Si hablamos de doblaje en América Latina, debemos poner en alto el trabajo de la industria mexicana. Recordemos que fue en México donde se hicieron doblajes por primera vez de películas estadounidenses y españolas en los años cuarenta.

Fue tal el auge y prestigio que logró el doblaje mexicano, que en 1944 la legendaria Metro Goldwyn Mayer llegó a la Ciudad de México para reclutar voces para su estudio. Muchos de estos head hunters encontraron talento en la mítica estación de radio XEW y las grandes estrellas de las radionovelas.

Durante la década de los cuarenta, uno de los objetivos principales de las casas productoras como Warner Brothers o 20th Century Fox era expandir su mercado a toda América Latina. Estos monstruos corporativos vieron en el doblaje mexicano una gran oportunidad para trasladar sus contenidos a todo el continente.

¿Por qué el doblaje mexicano?

Al inicio, fueron dos puntos principales los que pusieron a la industria mexicana por encima del resto:

  1. De acuerdo con los grandes estudios, la entonación del español hablado en el centro del país era neutro, lo que ayudaba a las películas estadounidenses a adaptarse con mayor facilidad a cualquier mercado hispanohablante.
  2. La Época de Oro del Cine Mexicano dotó al país de una gran infraestructura a nivel tecnológico. Los trabajadores del doblaje utilizaron los grandes estudios para realizar su trabajo, dándoles una gran ventaja con respecto a los demás países. 

El doblaje en México se anima

Con el paso del tiempo, la industria del cine mexicano no vio con buenos ojos el doblaje. La gran cantidad de películas de Estados Unidos que llegaban a México (dobladas) hizo que las propuestas nacionales se perdieran en la cartelera. La competencia fue demasiado feroz y la respuesta de la industria fue simple: el doblaje fue prohibido. 

En esta negra realidad, el doblaje mexicano encontró un inusual y divertido aliado: las series animadas (o caricaturas como las llamamos en México).

A través de las series animadas, los trabajadores del doblaje encontraron un escaparate no solo económico, sino artístico para su trabajo. En México los doblajes dejaron de ser simples traducciones literales de los contenidos estadounidenses, para convertirse en adaptaciones culturales profundas de los personajes y las situaciones.

La adaptación comenzó a ser tan radical, que muchas veces los significados de las palabras cambiaban por completo.

Quizá el ejemplo más conocido de este trabajo se puede ver en la serie Top Cat (Don Gato y su Pandilla). Cómo olvidar las voces de Benito Bodoque (léase en tono chillón), Cucho (con acento yucateco) o Demóstenes (con su tartamudeo característico). Estas entonaciones nacieron en el doblaje mexicano y le dieron una personalidad totalmente diferente a la de los personajes estadounidenses. 

Don Gato y su Pandilla (Top Cat)

Como éste, existen decenas de ejemplos del servicio de doblaje hecho en México: Los Halcones Galácticos, Los Thundercats, Los Pitufos, Bugs Bunny, Los Picapiedra, Scooby Doo, El Pájaro Loco, Los Simpson… 

¿O qué tal algunos ejemplos de ánime? Los Caballeros del Zodiaco, Candy Candy, Sailor Moon, Los Supercampeones, Dragon Ball…

¿Alguno de ustedes se imagina a estos personajes con una voz que no sea la mexicana?

Es cierto que la industria argentina y venezolana tuvieron un boom importante durante los años sesenta y setenta, sin embargo, el doblaje mexicano siempre estuvo a la vanguardia en todos los sentidos. Para muestra, un botón: cada vez que ustedes encuentren un video en internet con la leyenda “audio latino”, el 90% de las ocasiones se trata de un doblaje mexicano, ¿no es verdad?

Crisis 

Hace algunos años, la industria de doblaje (a nivel cine y televisión) sufrió un duro golpe debido al aumento en la tendencia de contratar “celebridades” para darle voz a personajes. Los profesionales del doblaje fueron cambiados por comediantes de televisión (Eugenio Derbez, Omar Chaparro, etc.). Esto aunado a los bajos sueldos tuvieron como consecuencia la creación de sindicatos y la desaparición de las grandes leyendas del doblaje nacional.

Doblaje a nivel empresarial

Aunque la industria profesional del doblaje ha tenido una baja en el volumen de trabajo a nivel cine y televisión, la calidad sigue siendo sobresaliente. La gran tradición de México se traspasó a los servicios de doblaje empresariales para contenidos digitales:

  • E-learning
  • Videojuegos
  • Documentales
  • Contenido de YouTube
  • Noticias
  • Videos corporativos, inducciones, ofertas, etc.
  • Mercadotecnia y publicidad
  • Deporte
  • Redes sociales 

Sin duda, cuando se toca el tema del doblaje a nivel mundial, se debe hacer una pausa muy grande para hablar de México.

Quizá te interese leer nuestro blog: “De Warrior a Turret: el fiasco de SECTUR”.

¿Buscas servicios de doblaje y/o subtitulaje profesionales?

Aquí te podemos ayudar:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *